Clase prenatal: 101

Otra cosa buena de tener hijos aquí en los Estados Unidos es que se ponen bien intensos con el embarazo y entre otras cosas los hospitales dan clases de lo que sea: prenatal, baby care, de lactancia, de primeros auxilios y hasta para papás (a la que ya me inscribí y haré un post cuando llegue ese momento).

Mi esposa y yo vamos a tomar varias clases pero la primera que nos echamos fue la clásica prenatal, pero específicamente para parejas que están esperando múltiples. Existe la misma clase para parejas con un sólo bebé, y estoy seguro no es menos traumática que la de múltiples, espérate a ver cómo nace un bebé por vía natural y me avisas. Pero pregunta en el hospital que van a dar a luz a ver qué clases dan y acuérdate de llevar papel y pluma.

Nuestro curso estaba dividido en dos sábados, de 9am a 4pm… ¡¡¡¡9AM!!!! ¿Quién en su sano juicio va a poner atención un sábado a las nueve de la mañana? La señora que dio el curso ya era una abuelita pero con energías de adolescente recién llegada al antro/club/boliche/fiesta.

Mientras ella estaba así:

Nosotros estábamos así:

En serio, traía espresso intravenoso o algo, no era normal.

En fin, en la clase éramos 6 parejas, y para no romper con la idea que los hispanos tenemos muchos hijos, también había otra pareja latina con dos criaturas en camino. Además de darnos diferentes consejos, explicarnos y traumarnos un poco con las señales de un parto prematuro, también repartió mil y un papeles con diferentes consejos (que ya cubriré en otros posts), nos enseñó cómo darle masaje a la esposas y entre todo esto algo tenía que aprender. Era lo menos que podía hacer, no sólo porque pagamos “colegiatura” y hasta nos dieron un “diploma” de graduación, sino porque soy medio responsable de los gemelos que vienen en camino y quiero estar lo más listo posible para no regarla tanto cuando lleguen. Pero bueno, éstas son algunas de las cosas que aprendí y espero te sean útiles a ti también:

.

#1

Los papás nos convertimos en coaches (al menos así nos llamaba la señora). Coach de masaje, coach de hidratación, coach de zen, coach de alimentación, coach de mamá.

.

#2

Los ejercicios de Kegel ayudan a preparar a la mujer para el parto natural, y también son buenos para el hombre y su querida próstata. Así que empieza hoy a fruncir el aquello, aquí te dicen cómo.

.

#3

“Fluidez” es mejor que flexibilidad. Las cosas no van a ir cómo esperas con un recién nacido y tienes que ir con la corriente digámoslo así, tener fluidez para no estresarse e irse acomodando a cómo vayan las cosas. Tranquilo bobby, tranquilo.

.

#4

5-1-1

No, no son los números de la lotería, son los números que hay que saber para reconocer un posible parto prematuro: contracciones cada 5 minutos, con 1 minuto de duración cada una, y en un tiempo de 1 hora. Si tu esposa no está a término en su embarazo, o sea, no ha llegado a la semana 40 o a la fecha que el Doctor les haya dicho y tiene estos síntomas de contracciones, háblale a tu Doctor porque puede ser algo serio.

.

#5

Las mujeres pueden encontrar las posiciones más raras para pujar, controlar las contracciones y hasta dar a luz. Al contrario de lo que hemos visto en la televisión que la mamá está acostada con las piernas abiertas, hay mucha más variedad en el mundo real.

.

#6

El queso cottage es buena fuente de proteína.

.

#7

La lactancia es un asunto complicado para ambas partes. Entre que hay que estimular la producción de leche y que el bebé se agarre bien, es todo un arte.

.

#8

Todos los partos de gemelos son en el quirófano sin importar que vaya a ser natural ¡TODOS! (a menos que tu esposa vaya a dar a luz en la tina o en la jungla).

.

#9

Las mujeres son increíbles, mis ídolos y no sé cómo pasan por esto, y a veces lo vuelven a hacer más de una vez.

.

#10

Definitivamente los hombres no lo podríamos hacer. Mas o menos así sale un bebé, ahora imagínate hacer esto dos veces con gemelos.

.

.

Y tú que creíste que no ibas a ir a la escuela otra vez.