Una esposa adopta un coyote para su hijo y le dice a su esposo que es un perro.

Hay de bromas a bromas, pero esta señora se pasó. Al parecer es experta en tomar decisiones no muy populares con su esposo, y esta vez, trajo a su casa a un coyote y le hizo creer a su esposo (por una cadena infinita de textos) que era un perro.

Lee aquí toda la conversación traída a ti gracias a Bored Panda y ríete un rato.

Advertencia: esta pareja utiliza lenguaje no apto para todos. Lee bajo tu propio riesgo de ensuciar tu mente.