Las 30 cosas que aprendí en el #papanzachallenge

Como ya leíste anteriormente en tu blog favorito (lo estás leyendo otra vez), hice un reto personal para acomodar las lonjas y bajar la panza. Muy creativamente lo llamé #papanzachallenge. Y pues ya lo acabé!

¡Así es! 30 días de ejercicio continuo, SIN interrupciones. De Lunes a Viernes, fines de semana, días feriados y días sin dormir lo que necesita un papá con gemelos. ¡30 días!

Nunca he sido alguien de ejercicio y pues con hijos el tiempo y las energías se acaban más rápido que las pilas de sus juguetes. Por eso decidí que era tiempo de tomar una decisión drástica y hacer este reto personal por 30 días. Un 30-day challenge para cambiar mi vida a un estilo más saludable y en forma anti-tamal amarrado. Estos 30 días me dieron tiempo de pensar qué fregados estaba haciendo, y por qué decidí hacerlo, pero también tuve tiempo de aprender un par de cosas. En específico unas 30, y pues aquí te las comparto:

1. Aunque lo hagas parte de la rutina, levantarte a las 5am todos los días no se hace más fácil conforme pasan los días.

2. Sí me puedo levantar sin poner snooze en el despertador (y más cuando mi esposa y su rodilla me lo advirtieron).

3. Todavía pasan Married with Children en la tele.

4. Los gimnasios que abren a las 5am abren porque hay gente loca y estúpida como yo que va al gimnasio a las 5am.

5. Si llegas al gimnasio de noche y sales de día, se siente como si hiciste ejercicio por 12 horas. Sales como que más mamado.

6. Después de 30 días y casi 36 años, sigo odiando los abdominales.

7. Siempre habrá alguien que levante más peso que tú.

8. Los noticieros de primera hora locales son lo más depresivo y asqueroso que hay en la tele.

9. Si pujas en fuerte cuando levantas pesas, no levantas más peso.

10. Las 8 de la noche no es muy temprano para irte a dormir.

11. La emoción de mi perro al verme en la mañana va disminuyendo en cuanto los días avanzan.

12. La música de George Michael no es la mejor motivadora para hacer ejercicio (la ponen en las bocinas del gym, no es que yo la tengo en mi playlist).

13. Tener sueño y quererse ir a dormir a las 9am no tiene nada de malo.

14. Media hora de digestión no es suficiente tiempo de espera para ir al gimnasio.

15. Cabecear de sueño en el trabajo sigue siendo poco profesional.

16. Cuando sales a correr con tu perro, él te lleva a correr, no tú a él.

17. 30 días no son suficientes para crecer pantorrillas a un tamaño proporcional a tu muslo (me dijo un amigo).

18. El cuate que te revisa la credencial en la entrada del gimnasio tiene la sonrisa más falsa de este mundo. No hay manera que alguien esté así de feliz a las 5am. Que le den un Oscar o un buen aumento.

19. 3 abdominales son mejor que 1 abdominal.

20. Puedes pagar membresía al gimnasio más caro, más barato, más gato, o no pagar nada, si quieres hacer ejercicio lo que pagues es lo de menos.

21. El tiempo no vuela cuando haces ejercicio sin parar por primera vez en tu vida.

22. Un Gansito no es la mejor opción para recuperar energías, pero qué pinche rico es.

23. En 30 días te puedes ver como The Rock en Baywatch, pero de Acapulco.

24. Hacer ejercicio todos los días y no tomar agua como camello puede estreñir.

25. La cama del bench press puede ser bastante cómoda para dormir entre series.

26. Cuando te bajas de la banda después de correr y caminas en el piso, se siente como si estuvieras en cero gravedad.

27. Cuando haces ejercicio todos los días tu cuerpo deja de pedir salsa, pide descanso y lo pide ya. Lo bueno es que luego se acostumbra y quiere más.

28. Si sientes que tienes gases, evita hacer abdominales o la máquina de remo.

29. Mi esposa es la mejor esposa por aguantar mis desmadrugadas. Pero oye, ¿quién se va a llevar los frutos sexys de mi gran esfuerzo? #sixpackcomingsoon

30. Nunca es tarde y no hay momento ni día perfecto para empezar a hacer ejercicio. Cierra la computadora, apaga tu celular y deja a tu niño en el pack-n- y salte a correr (sólo avísale a tu esposa).

Aunque tengas los tenis más nice o el mejor equipo para hacer ejercicio, no sirve de nada si no los usas (aplica igual a tus músculos).

Empieza hoy tu #papanzachallenge y deja la panza atrás.