Consejo #cheeri000s

Guarda Cheerios u otro cereal favorito en el baño.

Potty training, las dos palabras que más miedo me daban después de “estoy embarazada”. Esto del potty training merece su propio post, y pronto vendrá. Pero con cuatitos la cosa se pone más interesante, y más para un papá primerizo como tu servidor.

¿Las niñas? Las niñas las sientas en el escusado, bacinica o dónde quieras y punto, todo sale en una sola posición. ¿Los niños? Los niños también pueden hacer todo sentados, solo hay que recordarles y enseñarles cómo hacer el pene para abajo, con un solo dedito para no orinarse en la palma de la mano. La otra técnica, y una que probablemente quiera intentar viendo a su padre hacer pipí, es parado. Si ya de por sí sentado es una tarea de balance y cálculo trigonométrico nivel universidad, parado es nivel doctorado. Ahí entra el cereal.

Una amiga le dijo a mi esposa que los Cheerios sirven para más que para alimentar a un niño y a hormigas debajo de sillones. También sirven para practicar puntería. Porque dejar a un niño orinar solito en potty training es como dejar a tu amigo borracho orinar solo en un estadio, cuando su equipo ganó, en el último minuto. Cae pipí en todos lados menos en donde debe. Mi hijo come Cheerios y pues Cheerios fue el cereal que escogimos, aunque a veces pide Quaker Squares y hay que ir a la cocina corriendo por Quaker Squares. Cuando lo llevamos a hacer pipí, y quiere hacer parado, hasta él va todo emocionado al baño. A veces más por echar los Cheerios al agua que por hacer pipí. Solo cuidado con lo que escoges tú y tu hijo, no vayas luego a echar waffles o quesadillas al escusado. Mantente dentro del pasillo de cereales.

¿Funciona? Pues ahí vamos. La plataforma de aterrizaje ya está lista, ahora lo complicado es manejar el cohetito con dos dedos y no toda la mano. También hay que poner la presión suficiente para que deje fluir bien el chorrito y no se haga como manguera pisada. Digamos que ya vamos en la tercera caja de Cheerios, más las que compramos para desayunar.

Las 8 técnicas para salir del cuarto de tu bebé sin despertarlo

Acostar a un bebé dormido, que se quede dormido y salir sin despertarlo, es una misión tan imposible que ni Tom Cruise podría hacerla. Pero como papás nos vemos obligados a desarrollar habilidades super naturales para lograr ésta y otras misiones casi imposibles.

Supongamos que ya bajaste a tu bebé con la lentitud de un oso perezoso, reposaste su cabecita sobre el colchón con la delicadeza que se peina la reina de Inglaterra, y por milagro divino, pudiste sacar tus manos debajo de su cuerpo y… sigue dormido.

Ahora ¿cómo sales del cuarto sin despertar a tu bebé? Pues hay varias técnicas que puedes utilizar y seguramente ya eres experto en una o varias de ellas.

1. Estilo felino

Tus instintos felinos y reflejos gatúbelos toman control de tu cuerpo para brincar por paredes, balancearte en el ventilador de techo y salir por la puerta con tan solo abrirla lo mínimo necesario y meter la panza lo máximo posible.

Continue reading “Las 8 técnicas para salir del cuarto de tu bebé sin despertarlo”

Las 12 cosas que aprendí siendo un stay-at-home dad

Llevo de vacaciones desde el 13 de diciembre (ódiame más… como dicen los aguiluchos del américa) y ya regreso a chambear este martes 3 de enero. La increíble e irremplazable niñera se nos fue (insertar emoticon de llanto interior) el 12 de diciembre y pues pedí vacaciones en el trabajo para estar con los gemelos en las mañanas a partir de su triste despedida. Así esperaba a mi esposa con los brazos abiertos y con una casa en zona de guerra a su regreso del trabajo al medio día, y compartir las tareas hogareñas y pañaleras con ella.

Van a ser tres semanas de ser un stay-at-home dad de medio tiempo y full con mi esposa y pues aprendí par de cosas por ahí:

 

  1. Puedo empañalar, vestir, empacar y montar en el coche a dos bebés en unos 30 minutos de principio a fin, cuando bien pueden ser 120 minutos.

Continue reading “Las 12 cosas que aprendí siendo un stay-at-home dad”

¿Qué pedo… con el #CheerioChallenge?

No sé si has visto en los últimos días, ahí vagando por facebook o en el vasto mundo del internet fotos como ésta:

grid-cell-16909-1466183823-5.jpg
facebook: lifeofdad

o ésta:

grid-cell-16909-1466183824-10.jpg
facebook: lifeofdad

o ésta:

sub-buzz-13785-1466178276-6
facebook: lifeofdad

 

Pues esto, es el #CheerioChallenge. Y hasta google ya lo tiene como una búsqueda bastante popular.

Screen Shot 2016-06-21 at 4.59.17 PM

A un papá se le ocurrió la maravillosa idea de hacer una torre de Cheerios sobre la cara de su bebé dormido, le tomó una foto, la publicó, y como toda idea idiota, tomó vuelo y se está haciendo viral. Ya por el tono de mis palabras te puedes dar cuenta lo que opino de este “reto”.

sub-buzz-11280-1466176484-1
La foto que empezó todo (creo)

Continue reading “¿Qué pedo… con el #CheerioChallenge?”

Cómo cortarle las uñas a un bebé

No tengo idea. Y no quiero saber.

No es que no quiera hacerlo o aprender el arte y ciencia de agarrar un dedito más chico que un cacahuate, y con una uñita todavía más chica, pero la verdad prefiero dejarle esa tarea a mi esposa, por el bonding con ellos digo. En la casa igual nos dividimos y turnamos en los quehaceres, lavandería, limpieza, cocina, doblaje de ropa, alimentación de bebés (de pecho nunca me ha tocado), baño, etc… ¿pero cortarle las uñas a mis bebés? Ni en pedo. Por mí que el chicuelo se haga wolverinito y la chicuela una niña exótica como esta señora.

1422586642_Longest-fingernails-on-a-pair-of-hands-female
Esta señora es Christine Walton, googleala.