Básicamente, soy un salvavidas

No, no éste tipo de salvavidas

 

Ponte a pensar, TÚ has salvado la vida de alguien. Y ese alguien muy probablemente ha sido tu hijo/a (a menos que seas Doctor, paramédico o le hayas hecho la maniobra de Heimlich a alguien para sacarle el Ribeye atorad0). Yo ya perdí la cuenta de las veces que le ha salvado la vida a mis hijos y eso que todavía no cumplen los dos años.

Porque si no fuera por los papás, igual ni yo ni tú estaríamos aquí hoy. Igual y la raza humana se hubiera extinguido hace mucho tiempo con papás distraídos y uno que otro bebé que se cae a un volcán activo.

 

¡Bravo papás!

¿Un Boot Camp sin lagartijas? I’m in!

No quiero presumir pero me he aplicado en mis clases esta semana, casi como en la secundaria o preparatoria, con la pequeña diferencia que ahora sí me estoy aplicando en mis clases esta semana.

Prueba de la gran atención que puse

Hace un par de días fui a otro curso prenatal, este fue específico para papás, dado su nombre “Daddy Boot Camp”. Lo primero que noté es que éramos puros hombres, muy hábil de mi parte, y a diferencia de algún otro curso con mujeres, nosotros estábamos así:

Mientras probablemente las mujeres hubieran estado así después de 2 minutos de conocerse:

El curso fue en un auditorio y éramos como 15 futuros papás. Primero nos habló un ginecólogo y la segunda mitad del curso un pediatra. Los doctores lo mantuvieron bastante profesional, no había nada de cerveza pero los chistes de hombres y alguna que otra grosería hicieron el ambiente bastante agradable.

Continue reading “¿Un Boot Camp sin lagartijas? I’m in!”