¿Y tú… seguramente tienes un “Dad Bod”?

Gracias a las señorita Mackenzie Pearson y su artículo Why Girls Love The Dad Bod, en los últimos días ha estado circulando por ahí el término “dad bod” o cuerpo de papá, y basado en esta gráfica de Google Searches su popularidad es real.

Según Mackenzie el dad bod es una mezcla perfecta entre la panza chelera y el gimnasio. O sea, la mayoría de nosotros. Nos echamos nuestras chelas y nuestras 5 rebanadas de pizza pero vamos al gimnasio de vez en cuando (para levantar pesas que apenas podemos mover y luego ni podemos estirar nuestros brazos del semejante dolor). No todos los papás tienen dad bods, si lo tienes, ¡buen trabajo!, y no todos los que tienen dad bods son papás, sólo somos indecisos entre más pizza o más gimnasio.

Continue reading “¿Y tú… seguramente tienes un “Dad Bod”?”

Una pista más de que voy a ser papá: mi primer libro.

Ha habido muchas pistas e indicaciones durante estas 8 semanas de que voy a ser papá (de gemelos! ¿ya lo había mencionado antes? what??? ver post titulado Dos!!):

Pista #1: Mi esposa diciéndome: “estoy embarazada”.

Pista #2: Ver la prueba de embarazo con dos líneas rosas.

Pista #3: El primer ultrasonido y confirmación del doctor (digo, es opinión de un experto).

Pista #4: Los síntomas de mi esposa como náuseas, vómito, cansancio, hambre extrema y crecimiento de su panza (no le digan que le dije así, digamos vientre bajo).

Pista #5: Segundo ultrasonido, confirmando que son gemelos (what???).

Continue reading “Una pista más de que voy a ser papá: mi primer libro.”

Todo empieza con dos líneas

Hace unos días mi esposa salió del baño con una prueba de embarazo en su mano y una gran sonrisa en su cara. No creo que haya ninguna otra ocasión en que una mujer orine en un palito de plástico y eso la haga tan feliz. En fin, yo ya sabía que dos líneas era que estaba embarazada (dos palmaditas en mi espalda) y pues esperábamos ver eso. Ya estábamos intentando tener hijos y pues su periodo no llegó a tiempo. Su periodo atrasado, la prueba positiva y su “estamos embarazados” confirmaron mis sospechas.

La prueba

Cuando tu esposa te dice que está embarazada, es uno de esos momentos que se quedan grabados en tu memoria, como cuando viste a tu abuelita en ropa íntima, no te puedes sacar esa imagen y momento de la cabeza. Se quedan ahí POR SIEMPRE.

Continue reading “Todo empieza con dos líneas”