¿Un Boot Camp sin lagartijas? I’m in!

No quiero presumir pero me he aplicado en mis clases esta semana, casi como en la secundaria o preparatoria, con la pequeña diferencia que ahora sí me estoy aplicando en mis clases esta semana.

Prueba de la gran atención que puse

Hace un par de días fui a otro curso prenatal, este fue específico para papás, dado su nombre “Daddy Boot Camp”. Lo primero que noté es que éramos puros hombres, muy hábil de mi parte, y a diferencia de algún otro curso con mujeres, nosotros estábamos así:

Mientras probablemente las mujeres hubieran estado así después de 2 minutos de conocerse:

El curso fue en un auditorio y éramos como 15 futuros papás. Primero nos habló un ginecólogo y la segunda mitad del curso un pediatra. Los doctores lo mantuvieron bastante profesional, no había nada de cerveza pero los chistes de hombres y alguna que otra grosería hicieron el ambiente bastante agradable.

Continue reading “¿Un Boot Camp sin lagartijas? I’m in!”

¿Y tú… seguramente tienes un “Dad Bod”?

Gracias a las señorita Mackenzie Pearson y su artículo Why Girls Love The Dad Bod, en los últimos días ha estado circulando por ahí el término “dad bod” o cuerpo de papá, y basado en esta gráfica de Google Searches su popularidad es real.

Según Mackenzie el dad bod es una mezcla perfecta entre la panza chelera y el gimnasio. O sea, la mayoría de nosotros. Nos echamos nuestras chelas y nuestras 5 rebanadas de pizza pero vamos al gimnasio de vez en cuando (para levantar pesas que apenas podemos mover y luego ni podemos estirar nuestros brazos del semejante dolor). No todos los papás tienen dad bods, si lo tienes, ¡buen trabajo!, y no todos los que tienen dad bods son papás, sólo somos indecisos entre más pizza o más gimnasio.

Continue reading “¿Y tú… seguramente tienes un “Dad Bod”?”