Mi rutina de la noche con gemelos, contada en gifs

Niñoooooossss, 5 minutos y a lavarse las manos!

via GIPHY

Niños ya está la cena. A lavarse las manossss!

via GIPHY

A cenaaaaarrrr

via GIPHY

via GIPHY

Ok. Vayan a escoger pijamas mientras hacemos la tina

via GIPHY

Niños, pijamasssss

via GIPHY

A bañarse!

via GIPHY

Bye bye agua, vamos a ponernos la pijama

via GIPHY

A ponernos la pijama

via GIPHY

Vamos al baño, a hacer pipí y cepillarnos los dientes

via GIPHY

Dientes!!!!!

via GIPHY

Ok. Escojan un cuento cada uno

via GIPHY

A la camita, te tapo.

via GIPHY

Ahhh… quieres tocar las estrellas?

via GIPHY

Ok, ya, a dormir!

via GIPHY

“Quiero hacer pipí”

via GIPHY

“Yo también”

via GIPHY

Ok. A dormir

via GIPHY

“Una canción”

via GIPHY

Buenas noches güeros!! Los am…

via GIPHY

“Quiero hacer popó”

via GIPHY

Ok. Ya. Buenas noches. Los amamos!

via GIPHY

.

.

.

.

.

.

.

via GIPHY

“Papiiiiiii, mamiiiiiii…”

via GIPHY

Qué pasó?

via GIPHY

“Dejas la puerta poquito abierta?

No, cerrada.

No, abierta.

NOOOO, cerrada.

NOOOO, abiertaaaaa!!!!!”

via GIPHY

Cuando los gemelos fueron a la escuela por primera vez

No puedo creer que acabo de escribir ese título, WTF??? Cuándo pasó, qué pasó, qué pedo con tener hijos que ya van a la escuela??? (bueno, al day care, no hay sumas ni restas, pero igual pega). Apenas y yo me hago mi lunch, cómo soy un adulto “responsable” que le manda lunch a sus hijos???

Así es, después de 15 meses y dos semanas de haber llegado a este mundo los pequeños empezaron la escuela. Es un pedo mayor para ellos, para los papás, y un mucho más para las mamás. Tus días de despertarte tarde…

bueno, bueno, de despertarte, jugar, darles snack, llevarlos por aquí o por allá a pasear, vestirlos y básicamente hacer el día, ese mismo día, se acabó.

Les hicimos una nueva rutina, que entre otras cosas consiste en despertarlos: cosa que no había pasado en 15 meses y dos semanas. En 15 meses y dos semanas no había puesto alarma. En 15 meses y dos semanas uno de ellos era mi alarma y el otro el snooze. Mi esposa y yo nos despertarnos todavía más temprano para armar el desayuno y su lunch para la escuela, los sentamos en sus sillas altas y rogamos, esperamos y rezamos que les guste el desayuno de ese día yyy que se lo coman a una velocidad razonablemente rápida sin que se atraganten; que acabe más comida en sus estómagos que en el del perro o el piso. Los vestimos mientras los correteamos, y una vez más, rezamos y rogamos que no se hayan hecho popó justo cuando los subimos al coche (cosa que es inevitable que pase).

¿Pero cómo fue la primera semana de los pequeños en la escuela?

Continue reading “Cuando los gemelos fueron a la escuela por primera vez”