CONSEJO #75

¡Duerme, desde ya!

A toda, toda la gente que le he dicho que voy a tener gemelos me dice que duerma, que ya cuando lleguen los bebés se acaba eso de dormir 6, 8,10 o hasta 12 ricas y deliciosas horas el fin de semana. Pero lo que no te dicen es que tus problemas con la dormida empiezan desde antes, vayas a tener gemelos, triates, cuatro, ocho o uno sólo.

Me encanta ver a mi esposa embarazada y todo el proceso que conlleva, pero desde ese momento tus planes de dormir pueden ser interrumpidos. Porque se levante a vomitar, porque no se acomode, porque vaya 30 veces al baño o por una grande y sencilla razón:

Pijama sexy no incluida.
Pijama sexy no incluida.

Así es, si duermen de cucharita vete acostumbrando a cucharear cojines, no es que tenga algo de malo, pero si duermen en una cama tamaño queen se pone más interesante el asunto. Conforme les va creciendo la panza a las mujeres más incómodas se sienten y les es más difícil dormir y simplemente acomodarse en la noche. Hay mujeres que les sirve este cojín, otras (como la mía) traen a la cama 6 cojines y se envuelven en ellos como si fueran tacos sudados. Tú acabas abrazando cojines y con todavía menos espacio de tu lado de la cama que el que te dejaba antes de estar embarazados.

Así es que duerme. Cierra tu computadora, apaga tu celular y vete a dormir, no importa donde estés ni con quién estés. Eso sí, estoy seguro que cuando lleguen los bebés voy a implorarle a los dioses del sueño poder dormir como ahorita lo hago.

¡Buenas noches!