7 razones por las cuales vacunar a tus hijos

Espero de solo haber leído el título de este post hayas rolado tus ojos y pensado “qué piensa este increíble papá bloguero? que estoy endej@ y no vacuno a mis hijos?

Bueno, espero que sí, pero sin lo endej@. Lo traigo a la luz porque esta semana el caballero/niño Ethan Lindenberger testificó ante el congreso de los Estados Unidos acerca de la importancia de vacunarse. ¿Por qué lo hizo? Porque tiene unos papás bastante mal informados que nunca lo vacunaron. Y llegando a la madurez de edad de 18 añotes, Ethan se fue a su pediatra, vacunó solito (bueno, una enfermera o doctor le ayudó) y se llevó su paletita y calcomanías de recuerdo.

Pero como vivimos en un mundo que a veces se mueve para atrás y cuestionamos la ciencia y la redondez de la tierra, quería asegurarme de darte otras 7 razones por las cuales vacunar a tus hijos:

  1. Porque tus papás te vacunaron, y estás viv@
  2. Porque sigues viv@
  3. Porque ya vas en el punto número 3, y sigues viv@
  4. Porque cuando éramos chiquitos no era opción. Te llevaban al pediatra, te inyectaban, llorabas y ya. No era pregunta.
  5. Porque sigues viv@
  6. Porque no vivimos en la edad media o de piedra.
  7. Porque… espera, tómate tu pulso… sigues viv@

Gracias mamás por arrastrarnos como trapos de chiquitos y ponernos las vacunas. Gracias doctores. Gracias vacunas!

El día de las primeras vacunas.

Hace un par de días estaba pensando en el día que les pusieron las vacunas a mis hijos, y si bien recuerdo fue hace como mes y medio, por ahí de los dos meses de edad. ¿Por qué estaba pensando en eso? Porque en dos semanas les tocan otra vez y digamos que no fue una de las experiencias más agradables que han tenido, ni ellos ni nosotros.

Poniendo a un lado la “controversia” de si ponerle o no vacunas a tus hijos (eso se lo dejo a Mark Zuckerberg aquí, a tu esposa y a ti) te voy dando el preview que la primera, al menos en mi caso con nuestro pediatra fueron 5 vacunas: 4 de jeringazo y 1 oral. Nada más de acordarme cómo las dos enfermeras, con dos jeringas cada una estaban apuntando a las piernitas de mis hijos me dan ganas de llevar mis banderas toreras y darles una probadita de lo que se siente (no tengo banderas toreras pero ahí veo que llevo).

Continue reading “El día de las primeras vacunas.”

Hoy hace 3 meses

Hoy hace tres meses me convertí en papá, no tanto me convertí porque no soy mago ni era otra especie animal antes, más que nada mi esposa me dio el mejor regalo al traer a este mundo dos hermosos bebés para comenzar nuestra familia a lo grande.

Hoy hace tres meses no tenía idea de lo que iba a pasar o cómo mi vida iba a cambiar al irme a la cama (más bien al sillón del hospital).

¿Qué ha pasado en estos 3 meses? Un mundo entero.

Continue reading “Hoy hace 3 meses”