Las 9 razones por las cuáles Southwest es la mejor aerolínea para viajar con niños.

(este post no está patrocinado por Southwest Airlines, sino por mi felicidad de haber viajado con ellos).

En nuestro reciente viaje a sunny San Diego, volamos por Southwest Airlines. Los gordos ya habían viajado en avión a México varias veces en otras aerolíneas y la experiencia fue generalmente buena. Nada especial. Pero basado en éste último viaje, les puedo decir que Southwest es tu mejor opción si viajas con niños. ¿Por qué? Por éstas 9 sencillas y GRATIS razones:

  • Nuestras maletas, car seats y carriola volaron GRATIS! Cada persona que paga boleto completo tiene derecho a dos maletas sin cargo adicional, incluyendo los gemelos. Para la próxima les llevo botas vaqueras a toda la familia.
Repite conmigo: GRAAAAAATIS
  • Abordas relativamente pronto. Después de los premiere, golden ticket holders y Grupo A, Southwest le da prioridad a familias con niños chiquitos, y a los avanzados de edad. Aunque en mi humilde opinión, cualquier papá/mamá con niños chiquitos debería subirse primero, basado en su nivel de estrés y dolor de espalda y cuello. Igual pudimos escoger muy buenos asientos.
  • WiFi GRATIS! Películas GRATIS! Series de TV GRATIS! Televisión en vivo GRATIS! Lo único que tienes que hacer es bajar el app de Southwest antes de abordar, y es, adivinaste, GRATIS!
Niños entretenidos, priceless.
  • Friegos de snacks. Dulces, salados y demás. Y cuando viajas con niños chiquitos, pues siempre les puedes pedir más “a ellos” y guardarte unas bolsitas de pretzels o galletas para ti.
  • Staff amigable y cotorro. Aunque no nos tocó de esas aeromozas que dan las instrucciones de vuelo cantando, con voz de Cepillín, o como buen stand up, son bastante amigables y nos ayudaron en lo que necesitamos. Por eso y más, la gente los ama.
Teddy Graham volador, yum!
  • Visita VIP a la cabina del avión. Eso fue solo para los gemelos, en el vuelo de ida, ya aterrizado y apagado el avión. El piloto los invitó a ver los controles y la tecnología de punta en cada rincón de la cabina, pero creo ellos apuntaron a un pájaro que vieron por la ventana. Esas visitas ya son a discreción del piloto y basados en la ternura de tus hijos.
  • Subí una foto a mi twitter y me respondieron, en Español. Hasta me prometieron me iban a mandar un regalito por correo, que sigo esperando pero espero me lleve lejos (wink wink).
  • Mi regalo ya casi llega.
  • ¿Les mencioné que pagué $0 dólares por 3 maletas, 2 car seats y 1 carriola?

via GIPHY

El primer crucero de los gemelos

Apenas regresamos de las primeras vacaciones oficiales de los gemelos, nos fuimos con mis suegros, mis cuñados y sus hijos a buscar tesoros al caribe, montados en nuestro navío y acompañados de otros 6,786 tripulantes. Y no voy a espolvorear mi experiencia con azúcar (o sugarcoat it), el crucero fue increíble pero también fue una madriza.

Las travesías del Capitán Jack Sparrow se quedan cortas con treparte a un barco con gemelos de dos años de edad (y eso que los míos se portan muy bien).

Ya salir con gemelos al súper es una aventura en sí, hay que llevar pañales, snacks, igual y un cambio de ropa por si se tiran el súper encima. Ahora montarte a un barco por 8 días es algo que ni Elon Musk se atreve a hacer, y eso que él manda cohetes al espacio y los estaciona mejor que cualquier mexicano estaciona su coche en paralelo (y eso que yo soy mexicano).

Como en los otros dos viajes en avión de los gordos (uno y dos), mi esposa y yo (más mi esposa) empezamos a empacar y preparar todo como una semana antes del viaje. Había que ver si teníamos los trajes de baño, pañales y flotis suficientes para todos esos días, y si no, pues había que ir a comprarlos o correr de último momento para encontrarlos. Ya con la cajuela llena y car seats ocupados, nos lanzamos a la carretera hacia la bella y húmeda Houston, Texas (para seguir a la todavía más bella ciudad de Galveston).

Pero además de dos gemelos de casi 2 años de edad, ¿qué llevamos en esa cajuela llena y qué tienes que llevar tú en tu próximo crucero con bebés? Puesss…

Continue reading “El primer crucero de los gemelos”