De los libros a la vida real, la primera visita al zoológico.

La semana pasada estuvimos de visita con la familia de mi esposa y para sacar un plan demasiado familiar y nuevo para los gemelos, fuimos al zoológico. Por primera vez.

Hace como 15 años no iba a un zoológico, creo como soltero en sus veintes uno de los últimos lugares que quieres ir a ligar es el zoológico. Obviamente esperaba ver animales en su “hábitat”, oler olores de pañal salvaje y echar algún algodón de azúcar o algo así, pero esta vez como papá, me di cuenta de la realidad de un zoológico. Papás, niños y carriolas por todas partes, ah y uno que otro animal por ahí. Hasta me hizo pensar que igual y los animales piensan que nosotros somos el zoológico ambulante de tanta maroma y circo que hacemos ahí dentro.

Continue reading “De los libros a la vida real, la primera visita al zoológico.”

¡ATENCIÓN papás que compran pañales marca Target!

Como ya te habrás dado cuenta mi blog es 50% cotorreo, 50% diversión sana y familiar. No quiero causar ninguna alarma pero CUIDADO (en tono NO alarmante… jaja) si compras pañales marca #target.

Hace rato mi esposa me marcó saliendo de recoger a los pequeños del day care. La maestra nos había dicho la semana pasada que ya no tenían más pañales y pues como zombie sonámbulo, mi ser y mi cartera fueron automáticamente a Target a comprar más pañales (y de paso reducir el fondo de universidad de los gordos). Antes de llevarse a los pequeños a la casa, la maestra le dijo a mi esposa que si tenía un minuto para ver algo. La maestra le abrió un pañal (no usado, cabe recalcar) a mi esposa y pues tenía hongos:

Continue reading “¡ATENCIÓN papás que compran pañales marca Target!”

¿Qué pedo… con comerse la placenta?

Ya lo había leído por ahí y esta semana lo escuché en un podcast (y bastante detallado para mi cerebro). Al parecer hay mujeres que se comen su placenta después de dar a luz. Pero no te imagines algo como en National Geographic donde la mamá se come la placenta fresquita y hasta le da unos lengüetazos a su bebé recién nacido para peinarlo de rayita.

Las mamás de hoy tienen la opción un poco más razonable y tomarse su placenta en píldoras, junto a su ácido fólico y multivitamínico. Así como lo dijo la señora/doula del podcast, ella se lleva la placenta a su casa donde la corta, deshidrata, pulveriza y empaqueta en píldoras como de Advil Extra Strength y te las regresa con todo y vasito de agua.

Continue reading “¿Qué pedo… con comerse la placenta?”

Cuando los gemelos fueron a la escuela por primera vez

No puedo creer que acabo de escribir ese título, WTF??? Cuándo pasó, qué pasó, qué pedo con tener hijos que ya van a la escuela??? (bueno, al day care, no hay sumas ni restas, pero igual pega). Apenas y yo me hago mi lunch, cómo soy un adulto “responsable” que le manda lunch a sus hijos???

Así es, después de 15 meses y dos semanas de haber llegado a este mundo los pequeños empezaron la escuela. Es un pedo mayor para ellos, para los papás, y un mucho más para las mamás. Tus días de despertarte tarde…

bueno, bueno, de despertarte, jugar, darles snack, llevarlos por aquí o por allá a pasear, vestirlos y básicamente hacer el día, ese mismo día, se acabó.

Les hicimos una nueva rutina, que entre otras cosas consiste en despertarlos: cosa que no había pasado en 15 meses y dos semanas. En 15 meses y dos semanas no había puesto alarma. En 15 meses y dos semanas uno de ellos era mi alarma y el otro el snooze. Mi esposa y yo nos despertarnos todavía más temprano para armar el desayuno y su lunch para la escuela, los sentamos en sus sillas altas y rogamos, esperamos y rezamos que les guste el desayuno de ese día yyy que se lo coman a una velocidad razonablemente rápida sin que se atraganten; que acabe más comida en sus estómagos que en el del perro o el piso. Los vestimos mientras los correteamos, y una vez más, rezamos y rogamos que no se hayan hecho popó justo cuando los subimos al coche (cosa que es inevitable que pase).

¿Pero cómo fue la primera semana de los pequeños en la escuela?

Continue reading “Cuando los gemelos fueron a la escuela por primera vez”

Nuestros hijos y el futuro presidente trump

Cabe aclarar que este blog no lo hice para ventilar mis opiniones o frustraciones políticas, pero siento le debo a mis hijos y a todos los papás unas humildes palabras después de este histórico y desconcertante día.

Ya son casi 24 horas de la noticia de que donald trump será el próximo presidente de los Estados Unidos. Ayer me fui a dormir viendo cómo los pronósticos del New York Times indicaban que trump estaba “very likely” a ganar las elecciones, cómo mis amigos en facebook comenzaban a mostrar su frustración, enojo e incertidumbre a lo que estaban presenciando. Apagué mi celular con la esperanza de levantarme al día siguiente y ver titulares diferentes, más optimistas y con la noticia de que íbamos a tener a la primer presidente mujer de este país. Fue todo lo contrario. Me desperté ansioso de prender mi celular y sin parar en facebook o instagram luego luego, fui al sitio de CNN y sólo leí “PRESIDENT TRUMP”, me quedé sin palabras y entre lagañas le dije a mi esposa quién había ganado.

No me imagino lo difícil que ha de haber sido y sigue siendo para miles de papás en este país, el explicarles a sus hijos el tipo de persona que es donald trump y el repugnante ejemplo que ha dado a miles de niños con sus comentarios racistas, sexistas, homofóbicos y demás. Lo bueno es que los míos están muy chicos para entenderlo ahora, tengo cuatro años para ir pensando qué decirles, aunque seguramente voy a preferir explicarles cómo se hacen los bebés en vez de cómo llegó trump a ser presidente. Este artículo del New Yorker te puede dar una buena idea de cómo hacerle si tus hijos están más que necesitados de unas palabras alentadoras, o esta otra carta que Aaron Sorkin (guionista y productor de Hollywood) le escribió a su hija y mamá.

Más de 12 horas después, de leer docenas de comentarios en facebook, y escuchar a amigos del trabajo ventilar su enojo, aquí estoy de nuevo, en mi cama a punto de apagar esta computadora, y la pesadilla de noticia no parece tener fin. Sólo recuerda, podemos votar por quién sea, estamos en todo nuestro derecho, pero al final del día el poder de mejorar nuestra vida no sólo está en las manos del presidente, los políticos o gobernantes, está en nuestra propia casa. Así que dejemos de lamentarnos por lo que pasó, y hagamos algo por nosotros, por nuestros hijos y por sus futuros hijos.