Básicamente, soy un salvavidas

No, no éste tipo de salvavidas

 

Ponte a pensar, TÚ has salvado la vida de alguien. Y ese alguien muy probablemente ha sido tu hijo/a (a menos que seas Doctor, paramédico o le hayas hecho la maniobra de Heimlich a alguien para sacarle el Ribeye atorad0). Yo ya perdí la cuenta de las veces que le ha salvado la vida a mis hijos y eso que todavía no cumplen los dos años.

Porque si no fuera por los papás, igual ni yo ni tú estaríamos aquí hoy. Igual y la raza humana se hubiera extinguido hace mucho tiempo con papás distraídos y uno que otro bebé que se cae a un volcán activo.

 

¡Bravo papás!

CONSEJO #4: Eso de nunca dejar cuchillos cerca de niños es verdad.

Los cuchillos cortan.

Hoy en la mañana comprobé un consejo milenario y aprendí una gran lección: NUNCA dejes cuchillos cerca de los niños (aunque sean de pan, untadores de mantequilla o de plástico).

Continue reading “CONSEJO #4: Eso de nunca dejar cuchillos cerca de niños es verdad.”

Las 8 razones por las cuales estoy en contra de la correa para niños

1. Tu hijo no es un perro.

Continue reading “Las 8 razones por las cuales estoy en contra de la correa para niños”

Tecnología vs Naturaleza

Es interesante ver cómo la tecnología ha cambiado la definición de diversión. Aunque este es un comercial a fin de cuentas y te quieren vender barritas de granola, la idea es buena y bastante relevante.

https://www.youtube.com/watch?v=is5W6GxAI3c

Me acuerdo cuando yo era niño casi siempre estaba jugando afuera: iba al parque con mis amigos, montaba bici, patinaba en ruedas, pateaba la pelota (diría jugaba fútbol pero nunca se me dio eso de correr y patear al mismo tiempo). Y no solamente con cosas deportivas, hoy en día veo a más y más papás “entretener” a sus hijos con un iPhone o iPad en vez de una hoja y unos colores. Y lo peor del caso es que es muy efectiva esta técnica, en cuanto le dan el teléfono o la tablet a un niño se queda quietecito, como si le hubieran tirado un dardo tranquilizante.

Cada quién hace lo que cree es mejor para sus hijos, personalmente voy a hacer un esfuerzo junto con mi esposa para no recurrir a un teléfono o tablet para embobar a mis hijos. Pero ya veremos, igual y a la quinta vez que me tiren la comida en un restaurante les pongo sus caricaturas.