7 razones por las cuales vacunar a tus hijos

Espero de solo haber leído el título de este post hayas rolado tus ojos y pensado “qué piensa este increíble papá bloguero? que estoy endej@ y no vacuno a mis hijos?

Bueno, espero que sí, pero sin lo endej@. Lo traigo a la luz porque esta semana el caballero/niño Ethan Lindenberger testificó ante el congreso de los Estados Unidos acerca de la importancia de vacunarse. ¿Por qué lo hizo? Porque tiene unos papás bastante mal informados que nunca lo vacunaron. Y llegando a la madurez de edad de 18 añotes, Ethan se fue a su pediatra, vacunó solito (bueno, una enfermera o doctor le ayudó) y se llevó su paletita y calcomanías de recuerdo.

Pero como vivimos en un mundo que a veces se mueve para atrás y cuestionamos la ciencia y la redondez de la tierra, quería asegurarme de darte otras 7 razones por las cuales vacunar a tus hijos:

  1. Porque tus papás te vacunaron, y estás viv@
  2. Porque sigues viv@
  3. Porque ya vas en el punto número 3, y sigues viv@
  4. Porque cuando éramos chiquitos no era opción. Te llevaban al pediatra, te inyectaban, llorabas y ya. No era pregunta.
  5. Porque sigues viv@
  6. Porque no vivimos en la edad media o de piedra.
  7. Porque… espera, tómate tu pulso… sigues viv@

Gracias mamás por arrastrarnos como trapos de chiquitos y ponernos las vacunas. Gracias doctores. Gracias vacunas!

Mi experiencia en el Dad 2.0 Summit 2019

El año pasado me enteré en facebook de unas conferencias para papás. Por causas de fuerza mayor, y monetarias, no pude ir. Era la séptima conferencia anual del Dad 2.0 Summit en Nueva Orleans, tan cerca pero tan lejos, y me propuse ir el próximo año, 2019.

Este año fue en San Antonio, a solo 5 horas, 275 millas, 2 kolaches (uno con jalapeño, uno sin) de mi dulce hogar, y tenía que ir. Las conferencias no son lo más barato, y menos cuando tienes gemelos y rascas en cualquier cojín del sillón para encontrar cambio o billetes perdidos. Ya le había echado el ojo a los boletos, pensado en par de amigos con quienes quedarme y escrito un draft del choro que le iba a decir a mi esposa para que me deje gastar ese dinero y me deje ir. Por suerte, y por las pocas cosas buenas que tiene facebook, leí en el grupo del evento que alguien no podía ir y estaba regalando su bolet… YOOOOOOOOOOOO. Y así, esperando a que salgan los números ganadores de la lotería, así como me regalaron ese boleto para ir. Boleto, check. Sillón dónde dormir, check. Esposa, check. Los planetas se alinearon y me monté al highway rumbo al Alamo.

El Dad 2.0 Summit fue todo lo que pensé iba a ser, mis expectativas en un evento así fueron encontradas y sobrepasadas. Además del rico desayuno, comida incluida cada día del evento y café ilimitado, los patrocinadores estaban bien puestos, y comprometidos con la causa de apoyar a los papás y difundir su mensaje. Le doy una ovación de pie a: Dove Men Care, Best Buy, Google, Bark Technologies, Legoland, Amazon Handmade, St Judes Hospital, Dolby, fodada, gsk y Hello Bello.

Take the #PaternityLeavePledge

Dove Men Care viene apoyando el evento los últimos 7 años (de 8 en existencia), y es un gran líder en apoyar a los papás, difundir el mensaje y apoyar leyes que le otorguen a los papás Paternity Leave pagado, con su #PaternityLeavePledge, y su fondo de dinero para la causa. Cada patrocinador tenía su rol bien marcado, y claro en apoyo a los papás. Aplausos.

ShaunT

Conocí celebridades de todo tipo. El creador de los videos de Insanity, Shaun Thompson (también papá de gemelos), el multitalentoso Dax Shepard grabó un episodio para su podcast Armchair Expert en vivo y a todo color, con el absurdamente chistoso Rhys Darby. Conocí a papás que han encontrado la fórmula para vivir de sus talentos en las redes sociales, otros que están buscando su camino, y otros más que solo querían conocer gente, pasarse un muy buen rato y tomar mucho café.

Armchair Expert: Dax Shepard con Rhys Darby y Mónica.

Aprendí mucho en los workshops y conferencias que hubo, de los panelistas, de los invitados y de los patrocinadores, todos tenían algo interesante qué decir. Pero lo más importante que aprendí fue esto: a veces, como papás involucrados en la vida de nuestros hijos, nos podemos sentir un poco solos y frustrados al no saber si estamos haciendo las cosas bien. Pero nadie se las sabe. Todos hacemos lo que podemos y cómo podemos. Así como nosotros, hay muchos papás en la misma situación, y por más tonto que suene, hasta un grupo en facebook de papás nos puede apoyar. Si no tienen las respuestas, mínimo compartimos nuestras ideas y experiencias para apoyarnos el uno al otro. A veces me burlo de mi esposa porque tiene mil y un grupos en facebook, de mamás, mamás con gemelos, mamás con gemelos niña y niño, mamás que hacen pipí 5 veces en la noche… de todo. Pero le ayudan a responder sus preguntas, a guiarla, a estar más informada, pero creo más importante, a saber que no es la única mamá pasando por eso, y que sus hijos no son los únicos que van al baño 18 veces antes de dormirse.

“éste es mi hombro”

Voy a hacer todo lo posible para ir a Dad 2.0 Summit 2020 y eventos así durante el año. Tendré que comerme un taco menos o no pedir postre para ir creciendo ese cochinito. Pero sé que vale la pena. Cada papá y mamá, tienen su historia que contar.

Mi rutina de la noche con gemelos, contada en gifs

Niñoooooossss, 5 minutos y a lavarse las manos!

via GIPHY

Niños ya está la cena. A lavarse las manossss!

via GIPHY

A cenaaaaarrrr

via GIPHY

via GIPHY

Ok. Vayan a escoger pijamas mientras hacemos la tina

via GIPHY

Niños, pijamasssss

via GIPHY

A bañarse!

via GIPHY

Bye bye agua, vamos a ponernos la pijama

via GIPHY

A ponernos la pijama

via GIPHY

Vamos al baño, a hacer pipí y cepillarnos los dientes

via GIPHY

Dientes!!!!!

via GIPHY

Ok. Escojan un cuento cada uno

via GIPHY

A la camita, te tapo.

via GIPHY

Ahhh… quieres tocar las estrellas?

via GIPHY

Ok, ya, a dormir!

via GIPHY

“Quiero hacer pipí”

via GIPHY

“Yo también”

via GIPHY

Ok. A dormir

via GIPHY

“Una canción”

via GIPHY

Buenas noches güeros!! Los am…

via GIPHY

“Quiero hacer popó”

via GIPHY

Ok. Ya. Buenas noches. Los amamos!

via GIPHY

.

.

.

.

.

.

.

via GIPHY

“Papiiiiiii, mamiiiiiii…”

via GIPHY

Qué pasó?

via GIPHY

“Dejas la puerta poquito abierta?

No, cerrada.

No, abierta.

NOOOO, cerrada.

NOOOO, abiertaaaaa!!!!!”

via GIPHY

UNA técnica para hacer Potty Training

Después de enseñarle a caminar, a manejar y a armarse un platito de cereal con leche solos un sábado a las 7 de la mañana, creo el potty training es de las cosas más importantes que le podemos enseñar a nuestros hij@s. Hay muchas técnicas, ideas y métodos para lograr que tu hij@ le haga caso a sus esfínteres en madurez, unas más cómodas para los papás, otras más para tu hij@, y otras no tanto para las maestras del kinder. Mi esposa y yo estamos siguiendo UNA técnica para lograrlo, y aquí te la comparto.

via GIPHY

Bueno, hemos hecho dos técnicas para “entrenar” a los gemelos. Una para mi hija y otra mi hijo, porque al parecer las niñas están listas antes que los niños, y los niños tienen una manguerita que las niñas no. Mi hija básicamente un día nos dijo que ya no quería usar pañal, le fuimos a comprar calzones a Liverpool (estábamos en Monterrey’sn) y ya! Par de accidentes después, y listo. Ésta es la técnica más fácil que todo papá puede tener, es como ganarse la lotería del baño.

Para mi hijo, bueno, sí ha sido trabajo de tiempo completo las últimas dos semanas. Ya habíamos visto, y nos habían dicho en el kinder, que ya podíamos hacer potty training, pero no lo queríamos forzar. Le preguntábamos si ya quería usar calzones, y hasta recibir como respuesta un “sí” definitivo, lo hicimos. No lo queríamos presionar, le dimos tiempo a su mente para llenar las formas de inscripción al curso intensivo de vejigas y colones maduros, y a su cerebro a presentarse formalmente con sus esfínteres. Creo su cuerpo ya estaba listo, solo que jugar con legos, armar rompecabezas o lo que fuera que estuviera haciendo eran prioridad antes que ir al baño. A su tiempo, todo sale mejor, incluyendo la pipí y la popó.

via GIPHY

En Monterrey’sn, cuando su hermana pidió calzones, él también quiso, más que nada por solidaridad. Nos habían dicho por ahí que Cheerios en el escusado ayudan a los niños a hacer pipí en el agua y no en las paredes, por eso de darles un tiro al blanco. Tuvimos unas semanas de éxito, pero luego nos regresamos a los USA y hubo un pequeño retroceso. Dicen que los cambios grandes pueden afectar, y pues volvimos al punto de partida. Ok, fast forward al día que nos dijo que ya, que quería calzones. Un punto importante, es ya tener calzones en el cajón para cuando los quiera usar. Check! Los teníamos. Se los pusimos, él todo emocionado de llevar a Mickey en su pompa derecha y libre de pull-up. Lo ideal es hacer el potty training en fin de semana y tener actividades planeadas para todo el día, para no salir y evitar accidentes en espacios públicos. Ideal fue también que ahorita es invierno, y ese fin de semana estaba bien pinche frío y ni ganas de salir tuvimos. Con calzón en pompas, le preguntamos cada 15-20 minutos si quería o tenía que ir al baño, obvio a las cuarta vez ya tienes que esquivar cochecitos volando hacia tu cara de lo harto que se pone que le preguntes lo mismo cada rato. Pero es necesario. Hay que hacerlo consiente que no tiene pull-up y que hay que ir al baño, aunque sea por 3 gotitas. Hemos tenido accidentes que mojan hasta los calcetines y dejan charco en el piso, otros más que llevan el calzón directo al bote de basura y sus pompas a la regadera, y otro muy especial, que (des)afortunadamente me perdí y solo estaba mi esposa, con popó en las manos, ambas dos.

via GIPHY

Un buen incentivo para que vaya al baño y no te aviente un cochecito, es sobornarlo con algo. Depende que le guste a tu hij@, depende qué le des. A él le gusta el chocolate, entonces le ofrecemos 1 M&M cada vez que va al baño. Haga pipí, popó, 3 gotas o el río amazonas, 1 M&M… y cuando nos queremos ver papás super buen pedo, le damos un Pocky. Aunque sea de desayuno, o postre de la cena, 1 M&M. Promesas son promesas.

Algo que nosotros hicimos con los dos, es usar un asientito para poner sobre el escusado. Con el propósito de que no se caigan nalgas al agua, y para que aprendan en escusado como tal. Por ahí escuchamos unos rumores que si les enseñas a los niños a hacer del baño en bacinicas, luego le pueden tener miedo a la porcelana y no es como que vas a llevar una bacinica a todas partes para que vayan al baño. No sé si es cierto, pero con gemelos, no queríamos investigar (yo aprendí en bacinica, igual y por eso mi miedo y temblores cuando estoy en un escusado… o por falta de fibra también).

Lo recomiendo con agarraderas. Por si cagan pescados.

Creo la parte más importante del potty training se resume en el muy conocido y recién inventado término por mi, P&P… porras y paciencia (no pipí y popó). El cuerpo humano igual va a madurar y eventualmente todos tendremos control de esfínteres, aunque unos más que otros, no conozco a nadie todavía que use pull-ups en secundaria. Como papás, hay que estar ahí con chingos de porras y chingos más de paciencia. Cada vez que el güero va al baño, o la güera estaba aprendiendo, mi esposa y yo hacemos un show digno de porristas de la NFL. Les cantamos el Chiquiti Bum, brincamos, agitamos nuestros pon pons imaginarios, le damos su M&M, hay high fives, aplausos y saltos mortales para atrás.

via GIPHY

Y de la mano con las porras, viene la paciencia. Paciencia porque va a haber veces que se haga pipí o popó en el calzón, y no hay por qué regañarl@ o perder la paciencia. El 98% de las veces que los niños tienen accidentes es por culpa de los papás. Los niños siguen en su pedo, jugando, enfocados o distraídos en algo, y nosotros somos los que tenemos que estar al tanto y con reloj en mano para preguntarles y llevarlos al baño. Si ya a todos se nos va el pedo, ni modo. Se cambia de ropa, se seca el piso, se tira el tapete y te aseguras de que tu hij@ no se sienta culpable de lo que pasó. Nosotros le decimos “no pasa nada, la próxima vez que tengas ganas me avisas… y te llevas 1 M&M”. Cuando tiene accidente el M&M me lo como yo.

La verdad, vamos muy bien, el güero es todo un campeón (porque va muy bien al baño, y porque se lo decimos a cada rato). Sigue habiendo accidentes, pero son la mayoría de los días que no hay ninguno. También tener una hermana gemela ayuda, le enseña y le entra a las porras.

Bueno, cada quién tiene su técnica que leyó en internet, le dijo su mamá, su amig@, su abuelita y hasta el vecino (porque en estos días todos tienen su pinche opinión de todo). Aquí va el resumen y tips de lo esencial, de tu servidor y su escasa experiencia:

  • NO regañes a tu hij@ si tiene un accidente. No es como si se bajó los calzones e hizo de las suyas en tu cojín mientras se reía en tu cara.
  • P&P, porras y paciencia. Este pedo tiene que ser una experiencia positiva para tu hij@, ya tendrá muchas cosas con las cuales traumarse en su vida, aprender a ir al baño no debe de ser una de ellas.
  • Aunque sea más conveniente para ti, en mi más humilde opinión, el potty training se debe de hacer cuando tu hij@ esté list@, no cuando tú estés hart@ de cambiar pañales.
  • Cualquier incentivo para que vaya al baño vale oro. Ya sea 1 M&M por cada ida, 1 Pocky o 1 aplauso, porra o maroma (dependiendo de tus habilidades).
  • Si vas a salir, lleva unos 3 cambios de ropa para él/ella y uno más para ti. Las probabilidades de que tenga un accidente en tus piernas son bastante altas, ya me lo agradecerás.
  • Asegúrate de tener suficiente jabón de ropa, pisos y tapetes, porque vas a lavar mucha ropa, pisos y tapetes.
  • SUERTE!

via GIPHY