CONSEJO #20

Éste va dedicado a mi amigo David y su esposa Daniela que acaban de tener su segundo hijo y resultó ser mujer.

El Pee-pee Teepee no sólo sirve para el wee wee.

Si vas a tener un hijo varón o ya lo tienes, estoy seguro que te dijeron que tienes que maniobrar a la perfección el cambio de pañal para que no se te orine encima el niño, o se orine él, o se orine en el perro, o en la cama, o en el tapete. Porque te dicen “le abres el pañal, que le dé un poco de frío y se lo cierras de nuevo para que orine ahí” fácil en teoría pero no tanto en la práctica.

Continue reading “CONSEJO #20”

CONSEJO #1900

¡Abrígate!

No, no soy la mamá de Carlos escribiendo, soy yo y hazme caso en ésta. ¡Abrígate! Por las hormonas de tu esposa en el embarazo, porque está horneando uno o dos bebés ahí dentro, o porque vives en Dallas y hace un calor de la fregada, tu esposa se va a poner caliente, muy muy caliente (tranquilo). No importa si tu esposa antes del embarazo era de esas mujeres que tienen calor todo el tiempo y necesitan su abanico hasta en el cine, y tampoco importa si siempre tenía frío y llevaba un suéter hasta a la alberca, como mi esposa, con el embarazo siempre van a tener calor, ¡siempre! Así que ve sacando los calcetines que te tejió tu abuelita que dijiste nunca los ibas a usar, vete a comprar pijamas de franela, sí, como las de tu papá. Haz lo que puedas pero abrígate muy bien, porque si crees que en el día se pone fuerte el frío, espérate a que se vayan a dormir y me platicas.

Continue reading “CONSEJO #1900”

CONSEJO #609

Haz un mapa con todos los hospitales CERCA de tu casa.

Por ahí anda circulando un video de una señora que da a luz en el coche, a un bebé de 10 libras (4.5kg), y por sí sola. El sueño de cada mujer. Pero no te lo imagines, aquí abajo te pongo el video para que te deleites con semejante hazaña humana.

El video, al parecer filmado por el papá que va manejando, empieza diciendo que llevan 45 minutos en el coche. 45 minutos. ¡¡¡45!!! ¿Pasaron al automac por unas malteadas, le dieron la vuelta por unas papitas y regresaron por ketchup o qué? A menos que vivas en la esquina más alejada de Dakota del Norte no entiendo cómo puedes hacer 45 minutos a un hospital. Sé que cuando vas a ser papá escoges el hospital en el que quieren dar a luz, casi siempre donde tu doctor trabaje, pero si estás con tu mujer en el asiento de al lado, y tu bebé ya está sacando la mano a saludar, creo yo cualquier hospital ya es opción para tener al bebé.

Cabe recalcar que éste es su tercer hijo. Se rumora que el primer parto (cuando es natural) es el más difícil y tardado, ya el segundo es más rápido y el cuerpo sabe qué hacer, y ahora para el tercero, pues bueno, hasta lo puedes tener en el coche (aunque no lo recomiendo).

Así que por favor, para que no te vuelvas la próxima sensación viral del internet de esta manera, busca los hospitales que estén más cerca de tu casa, del trabajo de tu esposa, de la escuela de tus hijos y hasta de su restaurante favorito.

Aquí te dejo el video. Está de sobra decirte que puede resultar un poco intenso para algunas personas, así que “viewer discretion is advised”:

CONSEJO #75

¡Duerme, desde ya!

A toda, toda la gente que le he dicho que voy a tener gemelos me dice que duerma, que ya cuando lleguen los bebés se acaba eso de dormir 6, 8,10 o hasta 12 ricas y deliciosas horas el fin de semana. Pero lo que no te dicen es que tus problemas con la dormida empiezan desde antes, vayas a tener gemelos, triates, cuatro, ocho o uno sólo.

Me encanta ver a mi esposa embarazada y todo el proceso que conlleva, pero desde ese momento tus planes de dormir pueden ser interrumpidos. Porque se levante a vomitar, porque no se acomode, porque vaya 30 veces al baño o por una grande y sencilla razón:

Pijama sexy no incluida.
Pijama sexy no incluida.

Así es, si duermen de cucharita vete acostumbrando a cucharear cojines, no es que tenga algo de malo, pero si duermen en una cama tamaño queen se pone más interesante el asunto. Conforme les va creciendo la panza a las mujeres más incómodas se sienten y les es más difícil dormir y simplemente acomodarse en la noche. Hay mujeres que les sirve este cojín, otras (como la mía) traen a la cama 6 cojines y se envuelven en ellos como si fueran tacos sudados. Tú acabas abrazando cojines y con todavía menos espacio de tu lado de la cama que el que te dejaba antes de estar embarazados.

Así es que duerme. Cierra tu computadora, apaga tu celular y vete a dormir, no importa donde estés ni con quién estés. Eso sí, estoy seguro que cuando lleguen los bebés voy a implorarle a los dioses del sueño poder dormir como ahorita lo hago.

¡Buenas noches!

Consejo #29

“Documenta de la manera que quieras estos 9 meses”.

Hay mil maneras de documentar el embarazo de tu esposa, la más común es con fotos, pero el chiste es qué hacer con estas fotos. Por ahora yo le estoy tomando a mi esposa una foto semanal de cómo va creciendo su vientre (o panza), ya después veremos qué hacer.

Hay parejas que toman fotos sosteniendo frutas o verduras para representar el tamaño del bebé, tú lo puedes hacer con pelotas, igual y empiezas con una canica, cambias a una de ping pong, de ahí de baseball y finalmente la de basketball (dime cómo te va cuando le digas esta gran idea a tu esposa). Otras parejas se toman fotos todos los días, involucran a otros hijos, mascotas o cualquier ora cosa que se les ocurra. No importa qué decidan, pero háganlo, nueve meses se pasan volando y creo es buena idea tener algo para recordar y ver cómo tu esposa por fin te superó en el tamaño de la panza.

Por ejemplo, este compadre y su esposa hicieron este video: