Nunca confíes en un bebé. ¡NUNCA!

De las primeras cosas que te dicen, en el doctor, en algún curso prenatal que hayas tomado, o tu mamá o abuelita cien veces es “nunca dejes sólo a tu bebé… siempre ponle una mano cuando esté en el cambiador… es cosa de un instante que se te puede caer”. Bueno, con todas las precauciones que he tomado, casi, casi, mi hijo azota como recesita.

¿Qué pasó?

Continue reading “Nunca confíes en un bebé. ¡NUNCA!”