Cómo descifrar a un bebé en un simple paso

  1. Ni lo intentes.

Listo, ahí está el secreto. Entender a un bebé que no habla, saber qué quiere o qué tiene es más difícil que hacer el cubo de Rubik, con dos cervezas encima y en la oscuridad.

La semana pasada, volvimos a llevar al gordo al pediatra porque ya tenía mocos y llevaba con tos como dos semanas. Diagnóstico: infección de oído. Cosa que ni mi esposa ni yo podemos diagnosticar, y que él no nos podía decir. También estaba medio necio por un par de semanas para irse a dormir y se despertaba en la noche par de veces, cosa que ya no hacía antes. Y como le están saliendo más dientes, pues igual y podía ser eso.

Igual y tu bebé se está jalando la orejita, acción que puede indicar infección en el oído, pero te enteras que es algo nuevo que aprendió de otro niño en el kinder y ahora es su actividad preferida. O tu bebé llora de la nada y tú crees que está estreñido y le duele la panza, para luego quitarle los tenis y encontrar una piedrita dentro.

Continue reading “Cómo descifrar a un bebé en un simple paso”

¡ATENCIÓN papás que compran pañales marca Target!

Como ya te habrás dado cuenta mi blog es 50% cotorreo, 50% diversión sana y familiar. No quiero causar ninguna alarma pero CUIDADO (en tono NO alarmante… jaja) si compras pañales marca #target.

Hace rato mi esposa me marcó saliendo de recoger a los pequeños del day care. La maestra nos había dicho la semana pasada que ya no tenían más pañales y pues como zombie sonámbulo, mi ser y mi cartera fueron automáticamente a Target a comprar más pañales (y de paso reducir el fondo de universidad de los gordos). Antes de llevarse a los pequeños a la casa, la maestra le dijo a mi esposa que si tenía un minuto para ver algo. La maestra le abrió un pañal (no usado, cabe recalcar) a mi esposa y pues tenía hongos:

Continue reading “¡ATENCIÓN papás que compran pañales marca Target!”

El gran momento de decidir el nombre de tu bebé.

Como dijo el tío Benito en Spiderman, “un gran poder, conlleva una gran responsabilidad”, y una de las grandes responsabilidades de cualquier futuro papá y mamás es ponerle nombre a su hijo.

Porque no es como cuando le pusiste E.T. a tu tortuga cuando eras niño o Power Ranger a tu primer perrito. Y tampoco es como para verte bien “original” o trendy y ponerle Apple, North o Segismundo a tu bebé, hay que echarle un poco más de cabeza al asunto, digo, aunque le pongas Mortimer igual va a llevar tu apellido el chamaco. Ponerle nombre a tu hijo es un gran dilema y así como les puede llevar a ti y a tu esposa cinco minutos en estar de acuerdo, así les puede tomar cinco años o más. Hasta hay papás que todavía no deciden cuando ya tienen a su bebé en brazos y esperan a que él les dé la respuesta con algún eructo, sonrisa o gesto.

Existen incontables libros, websites, mamás, abuelitas y primas que opinan y nos dan sus mejores opciones de nombres, pero casi siempre la decisión cae en los papás.

Continue reading “El gran momento de decidir el nombre de tu bebé.”

Hablando de… El Día Mundial del Niño Prematuro

1 de cada 10 bebés que nace en este mundo nace prematuro, o sea, antes de la semana 37 de gestación. Ahí, sacado ese dato de encima puedo continuar.

Este jueves pasado fue El Día Mundial del Niño Prematuro. ¡Exacto! Yo tampoco sabía y me enteré por este gran post que una amiga compartió en Facebook. Como dice mi compadre Armando “tener un bebé prematuro es una de las vivencias más duras en la vida de una pareja”. Porque la mayoría de la gente, y yo antes de los gemelos, tenía la idea por primos, sobrinos e hijos de amigos que nace un bebé (generalmente ya gordito), está en el cuarto con su mamá un par de días y todos se van a la casa felices y contentos. Pero con bebés prematuros la historia tiene más capítulos que contar.

Continue reading “Hablando de… El Día Mundial del Niño Prematuro”

¿Qué pedo… con el cambio de horario?

Si no te diste cuenta, el sábado a las 2am se atrasó el reloj una hora aquí en los EUA. Como dice el dicho “Spring forward” and “Fall los papás no duermen hoy” o algo así.

Cuando todavía no nacían los gemelos era el mejor día del año (después del Día Nacional de la Dona, claro), dormías una hora más y esa hora era una bendición. Pero con bebés se puede poner interesante el asunto, porque si tu bebé se despertaba generalmente a las 6am/BST (Baby Standard Time), ¿qué crees? el reloj se va a atrasar a las 5am pero para él/ella serán las 6am/BST. Y ni te digo si su hora de despertarse eran las 5am, ¡vete armando el café turco de las 4am!

Porque como papás primerizos no teníamos ni idea qué se podía hacer para ir ajustando el horario de los gemelos. Porque cuando ya tienes en horario a tu bebé y te duerme 12 horas, no quieres moverle ni tantito para fregarle su dormida, y tu despertada. El año pasado los gemelos tenían escaso mes y medio de edad y pues les valía sombrilla despertarse (o despertarnos) una hora antes, después o antes y después. Este año, la verdad no nos fue tan mal considerando que pedimos consejos después de que ya había cambiado el horario. Nos ajustamos la noche de ayer y en vez de dormirlos a las 6:30pm como todos los días, ajustamos el día para hacerlo a las 5:30pm… 6:30pm hora gemelos y echamos doble rezo en la noche para que no se levantaran a las 5am… 6am hora gemelos.

Pero te preguntarás, ¿qué puedo hacer para que mi bebé se ajuste al cambio de horario y no me despierte a horas non-gratas? Pues…

ya se te hizo tarde.

Según este y otros websites, llevas una semana sin hacer nada al respecto, como cuando te daban tarea y la hacías un día antes. Teníamos que haber empezado a moverle el horario hace una semana a nuestros bebés, 10 minutos cada día. Si la hora de dormir de tu bebé era a las 7pm, pues hace una semana lo tenías que empezar a acostar a las 7:10pm y así cada noche en incrementos de 10 minutos, para cuando llegue a las 8pm y cambie el horario serían otra vez las 7pm para él.

Y eso aplicaba también para las siestas.

Pero bueno, ya sabes qué tenías que haber hecho, y si no lo hiciste, como nosotros, pues se van a ir acostumbrando al horario nuevo y ni modo. Van a haber unos días de ajuste, menos sueño y más café, pero ya sabes qué hacer el próximo año.