Las 14 cosas que aprendí en el segundo mes de ser papá.

Sin contar el post de ayer, hago mi regreso triunfal (casi como el de Menudo con su claridad) después de más de un mes de ausencia a la pantalla chica de tu computadora o celular con este post. Eso de tener gemelos te puede poner un poco ocupado nada más, punto que me lleva a…

 

1. El tiempo vuela y a la vez no tienes tiempo. Los gemelos ya tienen más de 10 semanas y siento como si nacieron ayer; a veces ni tengo tiempo de bañarme, echarme mi café o echar el café 😉

https://media0.giphy.com/media/D3ggX9iWqOHza/200.gif

 

2. Los bebés lloran por lo que sea. Pasa la mosca, lloran; se echan un pedo, lloran; tienen hambre, lloran; tienen frío/calor… lloran, lloran, lloran.

https://media4.giphy.com/media/iaRxbSsPQV2IU/200.gif

Continue reading “Las 14 cosas que aprendí en el segundo mes de ser papá.”

Qué empacar para el hospital.

A unas tres semanas de que lleguen los gemelos al mundo ya tenemos listas las maletas para el hospital. Así es, tienes que empacar como si te fueras de vacaciones y hay un friego de cosas que llevar, porque si fuera por nosotros estaríamos bien con celular en una mano y nuestra esposa en labor de parto en la otra.

Pero no, según la señora de un curso que tomamos y varios websites, tienes que llevar como 3 maletas al hospital, una con cosas que tu esposa puede necesitar durante la labor de parto, otra para la estancia en el hospital y otra más para ti.

¿Qué tienes que empacar en tu maleta?

Continue reading “Qué empacar para el hospital.”

Tecnología vs Naturaleza

Es interesante ver cómo la tecnología ha cambiado la definición de diversión. Aunque este es un comercial a fin de cuentas y te quieren vender barritas de granola, la idea es buena y bastante relevante.

https://www.youtube.com/watch?v=is5W6GxAI3c

Me acuerdo cuando yo era niño casi siempre estaba jugando afuera: iba al parque con mis amigos, montaba bici, patinaba en ruedas, pateaba la pelota (diría jugaba fútbol pero nunca se me dio eso de correr y patear al mismo tiempo). Y no solamente con cosas deportivas, hoy en día veo a más y más papás “entretener” a sus hijos con un iPhone o iPad en vez de una hoja y unos colores. Y lo peor del caso es que es muy efectiva esta técnica, en cuanto le dan el teléfono o la tablet a un niño se queda quietecito, como si le hubieran tirado un dardo tranquilizante.

Cada quién hace lo que cree es mejor para sus hijos, personalmente voy a hacer un esfuerzo junto con mi esposa para no recurrir a un teléfono o tablet para embobar a mis hijos. Pero ya veremos, igual y a la quinta vez que me tiren la comida en un restaurante les pongo sus caricaturas.