Las 14 cosas que aprendí en el segundo mes de ser papá.

Sin contar el post de ayer, hago mi regreso triunfal (casi como el de Menudo con su claridad) después de más de un mes de ausencia a la pantalla chica de tu computadora o celular con este post. Eso de tener gemelos te puede poner un poco ocupado nada más, punto que me lleva a…

 

1. El tiempo vuela y a la vez no tienes tiempo. Los gemelos ya tienen más de 10 semanas y siento como si nacieron ayer; a veces ni tengo tiempo de bañarme, echarme mi café o echar el café 😉

https://media0.giphy.com/media/D3ggX9iWqOHza/200.gif

 

2. Los bebés lloran por lo que sea. Pasa la mosca, lloran; se echan un pedo, lloran; tienen hambre, lloran; tienen frío/calor… lloran, lloran, lloran.

https://media4.giphy.com/media/iaRxbSsPQV2IU/200.gif

Continue reading “Las 14 cosas que aprendí en el segundo mes de ser papá.”

¿Tu bebé no duerme? Esta mamá tiene la solución, o no, pero sí, para nada.

Mi esposa, y gran aportadora/editora en chief de este blog, me mandó otro artículo esta semana. Hay veces que los leo, y hay otras que no, pero esta vez lo hice y no sólo por su insistencia y cara de reproche.

Todos los papás, de gemelos o no, hemos recibido los consejos de un “experto”, ya sea el doctor, un amigo que tiene hijos más grandes, cuñados, primos, vecinos y hasta extraños de cómo hacerle para que los bebés duerman más (entre otras cosas). Y varias de estas opciones tienen dos resultados: un bebé felizmente roncando o un bebé muerto por SIDS (y una tercera que involucra que tu bebé se le aplane la cabeza y necesite un casquito especial y espacial).

Pues Ava Neyer se hartó un poco y quiso ventilar su frustración acerca de estos consejos y le da más que en el clavo. Así que en vez de ver otro gif en facebook o ver como va la Champions, tómate unos 3 minutos para leer esto.

Chécate el artículo aquí.

Moraleja de la historia: todos los “expertos” y no expertos nos van a dar consejos y de todo. Cada bebé es diferente y a cada quién le sirven diferentes cosas, para mí esta etapa de bebés es casi de supervivencia, ya cuando estén más grandes y entiendan valores y lecciones, ahí está nuestra oportunidad para no criar douchebags y fans de las águilas del américa.