El día que supimos podíamos tener trillizos.

(English below)

Antes de que leas lo que escribí recién traumado y llegadito a la oficina ese día después de salir del ginecólogo con mi esposa, quiero compartir dos notas importantes contigo. Uno, esta primera vez que fuimos al ultrasonido (creo semana 7) vimos 2 latidos y una tercera bolsita que todavía no se veía nada. El doctor nos dijo que era temprano en el embarazo y que igual y si hubiéramos ido un día después ya hubiéramos visto tres latidos. Así que estuvimos una semana en el limbo, pensando, no durmiendo y tratando de racionalizar si íbamos a tener otro par de gemelos solamente, o sí esa tercera bolsita estaba medio necia e iba a tener latido la próxima semana. Dos, ni mi esposa ni yo hicimos algún tratamiento de fertilidad (no creo mis abdominales esporádicos hayan hecho diferencia), sabíamos que la posibilidad de otro par de gemelos era posible, pero muy lejana. Trillizos? Ni en nuestros sueños más locos.

Y bueno, éstas son las palabras que mi cerebro gelatinoso pudo poner en enunciados ese día, y con mucho esfuerzo, coordinar con mis manos temblorosas sobre el teclado de la computadora:

Van a ser 2 ó 3… vamos a ser 6 ó 7?

WOW!!! Shock. Shock. Shock. Madres! Wadafock!?????

Estoy en el piso 26, en un cuartito de 1 por 2… mi Vitaminwater (zero) de naranja, un teléfono y un bote de basura me acompañan!

2 ó 3…? Cómo le vamos a hacer? Lo segundo que me vino a la mente cuando el doctor dijo “I see two healthy heart beats” (luego de WOOOOWWW!!!). Vengo llegando de ver al doctor con mi esposa. Siento que me voy a desmayar, estoy temblando, tengo náuseas (como mi esposa pero por diferentes razones). Madres! 2 ó 3? Holy Shit! Cómo le vamos a hacer? Dios, que todo venga bien. Que los gemelos o trillizos (trillizos… madres!!!), estén bien y lleguen bien. Que mi esposa, la mujer y mamá más fuerte y amorosa que conozco, esté bien. Flaca, esto se viene con todo! Y nadie más, NADIE más lo podría hacer o está lista como tú.

2 ó 3… cómo le vamos a hacer? Qué bueno que compramos una minivan. Ya la vamos a llenar. No enfoco… mis ojos no enfocan bien. Es un deja vú de los gemelos, pero posiblemente con uno extra. MADRES!!!

Le iba a decir a mi jefe, pero no se prestó el momento. Al parecer estaba con alguien que había ido al baño y no quería que nos interrumpieran en pleno shock. Shock! Tengo un chingo de miedo! Tenemos que salir adelante. Vamos a salir adelante!

Ya vi Facebook, ya regresé. Apunté par de planes para el futuro. Que se hagan realidad y vengan con mucho éxito.

Cómo le vamos a hacer? Seguro hay uno, o muchos support groups para papás como yo. Papás que no traen la mega torta bajo el brazo y que tienen muchas bocas que alimentar. PMA? Papás de Múltiples Anónimos? PQSECPD? Papás Que Se Están Cagando Para Dentro? Ya. Ya no sé qué más sacar… escribir en esta hoja. Estoy en shock!

2 ó 3… vamos a ser 6 ó 7?

Vasectomía.

———————————————–>>>>>>

The day we found out we were having triplets.

Before you start reading what I wrote right after coming back to work from the OBGYN with my wife, the day we found out we may be parents of triplets, with twins at home, I have a couple of notes to make. Mostly for context. First, this first time we went to the ultrasound (around week 7), we saw 2 healthy heart beats and a third sack that was TBD, too early to call that day. The doctor told us it was early in the pregnancy and maybe if we had come a day later, we would’ve seen the triplets already, but we did not. We spent the following week in limbo, thinking, barely sleeping and trying to rationalize if we were going to have another set of twins or if we were going to see a third healthy heart beat. Second, we didn’t go through any fertilization treatments. We knew there was the possibility of having a second set of twins, slim, but possible. But triplets, not even in our craziest dreams.

Well, here are the words that my brain in shock was able to put together that day, while sending signals to my shaky hands to type on the computer:

Is it 2 or 3? Are we going to be 6 or 7?

WOW!!! I’m in shock. Shock. Shock. Holy mother of moms!!! WTF!??!?!?

I’m on the 26th floor, in a 4 x 6 room… I have my orange flavor Vitamin Water (Zero), a phone and a trash can on my side. 2 or 3…? How are we going to do this? This was the second thought that went through my head after the doctor told us “I see two healthy heart beats” (after a big WOOOWWWWW!!!). I just came back form seeing the doctor with my wife. I feel I’m going to faint, I’m shaking, I’m nauseous (like my wife but for different reasons).

Holy smokes! 2 or 3? Holy s#it! How are we going to do this?

God, please, let everything me ok. Let the twins or triplets (triplets… WHAT?!) be ok, be healthy and strong. Let my wife, the strongest and most loving woman and mom I know, be ok. Honey, this will get real! And nobody, NOBODY is as ready as you are to tackle this.

2 or 3… how are we going to do this? I’m glad we bought a minivan. We’re gonna fill it up. I can’t focus… my eyes aren’t focusing well. This is a deja vú from the twins, but possibly with a third one. HOLY MOTHER OF GOD!!!!

I was going to tell my boss but wasn’t able to. I think somebody was with him but may have been in the restroom, and I didn’t want to be interrupted in middle of our shock moment. I’m in shock! I’m fucking scared! We have to be ok. We will be ok!

I just checked Facebook, I’m back. Just wrote a couple of plans for the future. Let them become reality and come with huge successes.

How are we going to do this? I’m pretty sure there are plenty of support groups for dads like myself. Dads who don’t have deep pockets and have to feed plenty of mouths. ADM? Anonymous Dads of Multiples? DWASTP? Dads Who Are Shitting Their Pants? Ok. I’m done. I don’t know what else to write. I’m in shock!

2 or 3… are we going to be 6 or 7?

Vasectomy.

Consejo #cheeri000s

Guarda Cheerios u otro cereal favorito en el baño.

Potty training, las dos palabras que más miedo me daban después de “estoy embarazada”. Esto del potty training merece su propio post, y pronto vendrá. Pero con cuatitos la cosa se pone más interesante, y más para un papá primerizo como tu servidor.

¿Las niñas? Las niñas las sientas en el escusado, bacinica o dónde quieras y punto, todo sale en una sola posición. ¿Los niños? Los niños también pueden hacer todo sentados, solo hay que recordarles y enseñarles cómo hacer el pene para abajo, con un solo dedito para no orinarse en la palma de la mano. La otra técnica, y una que probablemente quiera intentar viendo a su padre hacer pipí, es parado. Si ya de por sí sentado es una tarea de balance y cálculo trigonométrico nivel universidad, parado es nivel doctorado. Ahí entra el cereal.

Una amiga le dijo a mi esposa que los Cheerios sirven para más que para alimentar a un niño y a hormigas debajo de sillones. También sirven para practicar puntería. Porque dejar a un niño orinar solito en potty training es como dejar a tu amigo borracho orinar solo en un estadio, cuando su equipo ganó, en el último minuto. Cae pipí en todos lados menos en donde debe. Mi hijo come Cheerios y pues Cheerios fue el cereal que escogimos, aunque a veces pide Quaker Squares y hay que ir a la cocina corriendo por Quaker Squares. Cuando lo llevamos a hacer pipí, y quiere hacer parado, hasta él va todo emocionado al baño. A veces más por echar los Cheerios al agua que por hacer pipí. Solo cuidado con lo que escoges tú y tu hijo, no vayas luego a echar waffles o quesadillas al escusado. Mantente dentro del pasillo de cereales.

¿Funciona? Pues ahí vamos. La plataforma de aterrizaje ya está lista, ahora lo complicado es manejar el cohetito con dos dedos y no toda la mano. También hay que poner la presión suficiente para que deje fluir bien el chorrito y no se haga como manguera pisada. Digamos que ya vamos en la tercera caja de Cheerios, más las que compramos para desayunar.